18 de julio de 2014


Abéñula 1927

 ¿Qué es la Abéñula? La Abéñula es una cremita para las pestañas y los ojos. Fue creada en 1927 por el Doctor Miguel Merida Nicolich, prestigioso oftalmólogo, y le dio el nombre de Abéñula que es sinónimo de pestaña. Se produjo de forma masiva a partir de 1934. Ahora está disponible en México el tamaño de 4,5 gr, color blanco. Pocas veces veras publicidad sobre este producto, pero si lleva tantos años en el mercado europeo, será por algo (habrá pasado de boca a boca).
Presentación: La Abéñula viene en una cajita del tamaño de la palma de la mano, con la foto de un ojo y sus respectivas pestañas. Contiene un “tubito” de boquilla alargada y fina para que sea más fácil la extracción de la pomada que es de color blanco. Se acompaña de un folleto explicativo y una varita plástica, para su aplicación.
 ° Estimula el crecimiento de las pestañas y frena su excesiva caída. Crecen más rápido, largas y abundantes. Elimina las escamas de las pestañas y de los párpados. Lubrica el globo ocular y favorece la secreción lagrimal.
° Elimina la fatiga visual y alivia la irritación de los ojos, que provoca estar en locales cerrados como discotecas, trabajar con computadora, ver televisión o practicar deportes acuáticos.
° Resalta la expresión de tus ojos dándoles un brillo especial, acentuando la transparencia de la córnea.  
° La abéñula blanca sirve como desmaquillador, para eliminar maquillajes muy “pesados” o indelebles y cuida las pestañas. Está testado hipo alergénica y oftalmológicamente.
° Su inocuidad está garantizada.
¿Cómo se aplica la Abéñula blanca?
Para usarla como tratamiento, se recomienda poner un poco de abéñula en un extremo de la “varita” que trae y aplicarla “deslizando” sobre el borde inferior de los párpados y sobre todo en la línea del nacimiento de las pestañas.
Para usarla como desmaquillante, hay que poner un poco en un disco de algodón, previamente humedecido y pasarlo suavemente por la zona del ojo hasta retirar todo el maquillaje.
A mí la verdad es que me parece un poco engorroso lo de la “varita”. Yo me la aplico con los dedos bien limpios (siempre hay que minimizar el riesgo de infecciones en zonas como ésta) y listo.
Duración:
Con uso diario o cada tercer día, el producto debe durar entre 2 y tres meses.
La constancia es la base de los resultados.

 

 

4 de junio de 2013

Aplicación de Abeñula

 
 
Instructivo Abéñula Blanca
 
Hay que aplicar en forma similar a cualquier delineador de ojos, sobre la base de las pestañas.  Por la noche 15 a 20 minutos antes de acostarse. 
 
 
 
 
 
 
 

27 de agosto de 2012

EN LA COMPRA DE 3 ENVIO GRATIS,
 SOLO REPÚBLICA MEXICANA

3 de mayo de 2012

Revista Elle México 2012, suplemento de Belleza

24 de octubre de 2011

28 de abril de 2009


MI TESTIMONIO‏
De: mariaelena rodriguez (onlymine_999@hotmail.com)
Enviado: martes, 28 de abril de 2009 10:57:27 a.m.
Hola Gaby:
Solo quiero contarles que tengo aproximadamente 4 meses usando abeñula y ya he visto resultados, nunca fuí de muchas pestañas y las pocas que tenía estaban cortas, en este lapso de tiempo he notado como poco a poco han ido creciendo, ya no se me caen y noto como me van saliendo más, pero lo que más me ha gustado de la abeñula es la forma en que lubrica mis ojos, yo trabajo todo el día ante la pc además de que siempre padecí falta de lubricación, por lo que después de unas horas de trabajo, ya estaba con los ojos rojos, me picaban y además se me inflamaban, el día en que recibí la abeñula por primera vez, la empecé a utilizar esa misma noche, y a la mañana siguiente inmediatamente me dí cuenta del gran cambio, mis ojos no amanecieron inflamados ni arenosos, sino muy frescos y brillantes y durante todo el día tuve esa misma sensación, por primera vez no se me irritaron ni me molestaban, cosa que ningunas gotas habían conseguido, ni siquiera las recetadas por el oftalmólogo.
Estoy super contenta con los resultados, aún no consigo muchas pestañas ni muy largas, pero veo como crecen un poco día a día.
Gracias por traer ese maravilloso producto hasta nosotros, espero que siga siendo así, porque la quiero usar toda mi vida.
María Elena Rodríguez González